La vida cotidiana genera los más alocados ritmos, que nos hacen bailar desde temprano.

 
Algunos ritmos son dictados por los instrumentos mas implacables, estrictos, insensibles y tiranos: Los Relojes.
Y por otro lado, gracias a las musas existen los ritmos que hacen bailar a las personas, a los espiritus, a los objetos. Estos ritmos son gestados por instrumentos de incalculable valor humano: Los instrumentos musicales.
Y en medio de estos 2 tipos de ritmos se encuentra el silencio: situacion mágica, reflexiva, punto de partida, punto de llegada.
 En el silencio parece que el movimiento no existiera; que no hubiese nada; sin embargo en el silencio se encuentra latiendo la mas profunda imaginación.
Aca estamos; parece que se hace tarde, pero siempre hay tiempo:¡Juguemos, bailemos como niños! ¡Como somos, como nosotros mismos!!
 

Ficha técnica

Guion Original: Martin Moneta
Diseño y realización de escenografías: Monica Zinna
Confeccion de estructuras en  hierro: Erica Berger
Musica original: Martin Moroy
Vestuarios: Eugenia Lares Pizarro
Duracion de la obra: 50 minutos .

Submit to FacebookSubmit to Google PlusSubmit to Twitter

Suscribite a nuestras novedades

  

Si queres recibir nuestras novedades, dejanos tu email. Gracias!

De dichos y dichas

Volver